No me prives del arte de aprender a quererte, no me quite

“No me prives del arte de aprender a quererte, no me quites la magia de habitar en tu piel, pues mis labios de niña, sin tus labios de hombre, no serían capaces de besar otra vez”, Jenniley Bonilla

Opina

*